ADULTOS

En muchas ocasiones nos encontramos ante situaciones complicadas, que pueden sobrepasarnos y no nos permiten tener un funcionamiento normal en nuestra vida diaria.

Esto puede deberse a una circunstancia o a un cúmulo de circunstancias que se han venido dando a lo largo del tiempo. La terapia individual de adultos está dirigida a aquellas personas que desean tener una ayuda externa para solucionar un problema o en general cualquier otra circunstancia que provoca la sensación de que no funcionamos como nos gustaría hacerlo, que no llevamos las riendas de nuestra vida.

Identificar y cambiar nuestros pensamientos disfuncionales, así como gestionar adecuadamente nuestras emociones es clave para tratar la mayoría de los trastornos emocionales.

¿Qué problemáticas trato?

  • Estrés
  • Ansiedad y ansiedad generalizada
  • Trastornos de la alimentación
  • Adicciones (alcoholismo, cocaína, cannabis, juego, tic, tabaquismo...)
  • Problemas de relación con otros
  • Duelo prolongado
  • Miedos y obsesiones
  • Sensación de baja autoestima e inseguridad, escasas habilidades sociales y asertividad
  • Crisis de pánico
  • Duda patológica
  • Fobias
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
  • Depresión
  • Hipocondría
  • Celotipia (celos patológicos)
  • Separación o divorcio
  • Baja autoestima
  • Bullying y Mobbing (acoso laboral)
  • Manejo de ira

¿Cúantas sesiones se necesitan?

Dependerá de aspectos como el tipo de problema a tratar, de la motivación e implicación de la persona, de los recursos y apoyos que posee… Cada caso es único, el tiempo puede ser variable.

Por lo tanto, este proceso, requiere un esfuerzo y la recompensa no suele ser inmediato, pero no debemos de centrarnos en si resultará sencillo o no, sino si valdrá la pena emprender el cambio.

 

¿Y si un trozo de madera descubre que es un violín? 
SUBIR